L'OPINIÓ: EL SIGUIENTE PASO DEL 22@

per Irene Codina Altarriba,

En el transcurso de los últimos años, el 22@ se ha convertido en un referente internacional en cuanto a reurbanización y modernización de un barrio, y el sector oficinas ha sido uno de los grandes protagonistas de este caso de éxito local. Tan sólo en los últimos 5 años, se han construido más de 500.000 metros de oficinas de última generación en el distrito y es innegable que la tecnología y la marca Barcelona han impulsado la consolidación de estos proyectos y están permitiendo el continuo desarrollo y mejora de la zona.

Barcelona necesitaba renovar y ampliar el stock de oficinas de la ciudad debido a que algunos edificios ya estaban obsoletos o la oferta era escasa para satisfacer la demanda creciente. Recordemos que durante muchos años la tasa de disponibilidad de oficinas se ha situado entre el 8% y el 4%. En contrapartida, el distrito de Sant Martí necesitaba modernizarse y sustituir el modelo industrial por un modelo nuevo. Después de que una parte de la industria se hubiera trasladado fuera de la ciudad, el distrito se había quedado lleno de naves vacías y obsoletas. Aquella zona de la ciudad aún vivía de espaldas al mar y necesitaba reposicionarse, como se había hecho con otras zonas de Barcelona. Era cuestión de tiempo que funcionara.

Y funcionó. En clave oficinas, el 22@ se ha convertido en un polo de atracción para empresas tecnológicas o departamentos tecnológicos de grandes compañías de todo el mundo. Es conocido como el distrito de la innovación y en él conviven diferentes ecosistemas empresariales, de innovación y de conocimiento, con la tecnología como eje común.

Pero, ¿y si podemos ampliar el techo? ¿Y si hay futuro más allá de la tecnología? Es decir, ¿con las empresas tecnológicas se podrá absorber toda la oferta presente y futura de oficinas del distrito o deberíamos potenciar la zona como un área que puede satisfacer otro tipo de compañías? Hay empresas que no son tecnológicas y conviven desde hace tiempo. El mayor ejemplo es Cuatrecasas, que desde hace años tiene la sede en el 22@. También están RBA ediciones, H&M y Sanofi, por poner ejemplos.

Puede que haya llegado el momento de abrir el abanico y buscar otro tipo de sectores complementarios para seguir impulsando el potencial del distrito, obviamente, sin olvidar el modelo de éxito de la zona, su piedra angular: las empresas tecnológicas.

Faltan empresas financieras y consultoras en Barcelona y qué mejor que ubicarlas que en la zona más moderna de la ciudad, con los edificios de mayor calidad y sobre todo los que más servicios ofrecen para los empleados. Oficinas con terrazas, zonas ajardinadas, monitorización de actividades, cerca de la playa y un barrio que concentra el mayor volumen de metros cuadrados de edificios de última generación de la ciudad.  Es un buen momento para seguir aumentando el tejido empresarial de Barcelona y con ello alimentar el crecimiento del 22@, no solo como hub tecnológico, sino como el hub empresarial de la ciudad. No debemos olvidar que dentro del 22@ existen diferentes subzonas que pueden dar cabida a diferentes players y también ecosistemas. Porque hacer del 22@ un distrito más global y diverso a nivel empresarial es también posicionar Barcelona como una ciudad global.

Comentaris


Per comentar, si us plau inicia sessió o crea't un compte

SUBSCRIU-TE!

Vols estar sempre assabentat de les últimes novetats i els events al districte 22@?
Modificar cookies