La asociación francesa, con presencia en 15 ciudades europeas, llevará a cabo iniciativas como el apoyo a proyectos tecnológicos impulsados por mujeres, talleres gratuitos de programación, mesas redondas y hackathons para jóvenes estudiantes. Su objetivo es el de facilitar la inserción de mujeres al mundo de la programación informática.